Juventud en la Internet: la voz que necesita ser escuchada

by Digital Rights LAC on April 8, 2016

22929366402_b48942de1e_kHelp us translate this article to English!

El programa [email protected] 2015 comenzó con una convocatoria que motivó a jóvenes de entre 18 y 25 años de la región de América Latina y el Caribe, a participar de un curso que consistió en cuatro semanas de aprendizaje online, tutoreado y brindado por la Internet Society (ISOC) y el Comité Gestor de Internet de Brasil (CGI.BR). El curso no solamente fue teórico, sino que se dio una fuerte interacción entre los propios jóvenes, participando en chats semanales y discusiones en cada uno de los grupos de trabajo.

Por Adela Goberna, Angélica Contreras, Alexandre Gonzales, Alyne Silva, Louise Dias, Daniela Viteri, Diogenes Filho, Élisson Pinto, João Souza, Luã Cruz, Mariel García y Viviane Vinagre*

En la primera fase fuimos acercados a los principios base de la Gobernanza de Internet y además tuvimos la oportunidad de conocer las experiencias y puntos de vista de los demás compañeros del curso. En una segunda fase, tuvimos la posibilidad de asistir a reuniones online con especialistas en temas como privacidad, ciberseguridad, entre otros.

Finalmente, tras un proceso que puso a prueba nuestra perseverancia y capacidad para interactuar con jóvenes de otras partes del continente, estudiar temas referentes a la gobernanza de Internet y reflexionar y analizar dichos temas, fuimos 73 los jóvenes seleccionados para participar del X Foro de Gobernanza de Internet que se realizó en Joao Pessoa, Brasil.

Lejos de ser una experiencia meramente formal, el programa [email protected] significó para muchos de los participantes el ingreso a un ecosistema completamente nuevo y el descubrimiento de las estructuras que soportan el funcionamiento de Internet y contribuyen con su desarrollo y regulación. Eso debería hacernos pensar sobre cómo los jóvenes, que somos los usuarios más activos de Internet, todavía seguimos tan desconectados de temas como la gobernanza o aún de los mecanismos que hacen posible la conexión diaria a la red.

Por otro lado, una vez realizada la selección de los participantes para asistir al Foro de Gobernanza, se hizo evidente por qué es tan difícil lograr que más jóvenes se involucren en estos espacios. El costo económico y logístico que implica movilizarse incluso dentro de la misma región es tan alto que, sin apoyo, se torna casi imposible. Menos aún articular esfuerzos o, peor aún, intentar llevar una posición construida desde nuestra perspectiva a las sesiones más relevantes del evento.

El día de la clausura del Foro y se abrió el micrófono para que los asistentes pudieran exponer sus conclusiones; los expositores fueron en su mayoría jóvenes representantes de diferentes países y comunidades. El común denominador de los que intervinieron fue el pedido de una mayor inclusión y colaboración dentro de Internet, de sus debates y la participación real en la toma de decisiones.

“Todos se levantaron a tomar el micrófono y pedían espacios” (pero) ¡ya lo estaban haciendo propio!” comentó una asistente del Foro al terminar. En ese sentido, nuestro papel debe ser el de aportar, opinar, hablar claro sobre lo que creemos que está mal y sobretodo colaborar a seguir construyendo. Esa fue la clave en el Foro y la evidencia del triunfo de iniciativas como el programa [email protected] 2015 que unió por primera vez a las juventudes de América Latina y el Caribe en un objetivo en común: sumarse al diálogo sobre la gobernanza y gestionar el cambio. Y eso sin mencionar otro de los logros: la creación del Observatorio de la Juventud.

Observatorio de la Juventud

El Observatorio de la Juventud es un proyecto que reúne a cuarenta jóvenes de diferentes nacionalidades. Con una participación activa de todos, este proyecto tiene como propósito atender las necesidades de identificación e inclusión de la participación de los jóvenes en foros, workshops y otros eventos, tanto de carácter nacional como internacional, todos ellos relativos a la Gobernanza de Internet. Esto, en función de que sirva como apoyo para las responsabilidad que los jóvenes precisan asumir en la participación y creación de una Internet justa.

Existen dos frentes en los que el Observatorio debe actuar. En primer lugar, es importante entender la complejidad de las cuestiones y realidades humanas, sociales y políticas que se entremezclan con los elementos técnicos de toda la red. En segundo lugar, es necesario que a través de un esfuerzo equivalente se traduzcan estas cuestiones a un lenguaje “no especializado”, conforme las diversas realidades de la juventud Latinoamericana y del Caribe.

Teniendo identificados estos obstáculos, el Observatorio aspira a expandirse. En este sentido, será creada una plataforma abierta a la participación e involucramiento de colaboradores que estén interesados en los temas, utilizándola como un canal de debate y referencia para cuestiones relacionadas a la Gobernanza de Internet. Basándonos en experiencias ya existentes dentro de este ecosistema – como el Comité Gestor de Internet en Brasil (CGI.br), NetMundial, Internet Society (ISOC), el Foro de Gobernanza de Internet (IGF), entre otras – es que reconocemos en estas avances en términos de participación y transparencias como también algunas limitaciones.

El Observatorio prevé, entonces, que haya dos atribuciones principales: La primera consiste en realizar publicaciones periódicas, tales como artículos, libro, papers, etcétera- de actividades o trabajos de sus miembros, los cuales estarán disponibles en la plataforma que se encuentra actualmente en proceso de construcción. La segunda tendrá en vista una aproximación del Observatorio con las instituciones educativas de los países de América Latina y el Caribe y, en el futuro, con aquellas de otras regiones del mundo. Para esto, se ofrecerán cursos y seminarios de discusión acerca de las cuestiones centrales que hacen a la Gobernanza de Internet a un nivel local, garantizando – a través de estas- una presencia inicial en, por lo menos, diez (10) países de América Latina y el Caribe.

El objetivo es fomentar e incentivar la participación de los jóvenes, a fin de difundir los temas de Gobernanza de Internet, promoviendo el debate centrado en el contexto de los jóvenes. De esta forma, el Observatorio de la Juventud tiene la intención de aumentar no solo el número de participantes jóvenes sino también de contribuciones hechas por estos. Por encima de esto, entendemos como esencial la necesidad de comprender los cambios que la red está teniendo. La Internet de hoy es considerablemente diferente a la de su origen, y se espera que así sea en el futuro, resguardando el papel necesario de nuestra región en esta transformación.

Finalmente, en lo que se refiere al futuro de la juventud dentro de la Gobernanza de Internet, esperamos que el Observatorio cumpla el papel de compartir los conocimientos relacionados este tema. Consolidándose como un espacio colaborativo y de debate, el Observatorio también favorecerá a que exista una mayor interacción entre los jóvenes como también proporcionará colaboración en las discusiones necesarias para garantizar una internet libre, inclusiva y universal.

¿Cuál es nuestro papel en el futuro de Internet?

Nosotros, los jóvenes latinoamericanos, nos hemos caracterizado siempre por romper los esquemas y reinventar aquellos paradigmas que creíamos fijos y estáticos. Internet no es una cosa inerte, alejada de esta realidad, sino que, muy por el contrario, se ve impactada directamente por esta conducta que, cuando es tomada por un sujeto relevante, termina resultando en cambios directos en sus bases.

El hecho de que los jóvenes son actores clave para la Gobernanza de Internet es una premisa incuestionable en la actualidad. Aun así, por diversos motivos, todavía no hemos podido consolidarnos como un grupo de peso dentro del ecosistema de Internet. Entonces es que preguntamos, ¿Dónde están los jóvenes?

Por un lado, si bien los jóvenes se encuentran muy próximos a Internet, su participación dentro del ecosistema de esta se encuentra distante. La participación juvenil halla serias limitaciones para poder avanzar y posicionarse como tal, primeramente, en el factor económico. La realidad nos indica que sostenerse dentro del sistema de toma de decisiones que hace y conforma Internet involucra recursos que no siempre se encuentran a la mano de los jóvenes. Empero, si bien existen modos  alternativos para poder tener un rol activo, debemos, como jóvenes, abogar por la apertura de nuevos canales que permitan llevar y empoderar nuestra voz.

Por otro lado, otro obstáculo que debemos sortear para poder generar oportunidades a futuro para los jóvenes latinoamericanos es la falta de información dirigida a un público joven que recién comienza a introducirse en estos temas. Son contados los espacios donde los jóvenes puedan relacionarse entre ellos y debatir cuestiones entre iguales. Usualmente, quienes nos encontramos por primera vez con temas de Gobernanza de Internet podemos sentir un poco avasallante el hecho de no contar con espacios donde equivocarse está bien y sea este un proceso natural de aprendizaje.

Asimismo, el lenguaje aparece como otra barrera que compromete las perspectivas hacia adelante de los jóvenes latinoamericanos. La gran mayoría de los espacios de gobernanza se conducen en Inglés, un idioma que en nuestra región no es mayoritario. Será, entonces, nuestro desafío conducir debates en nuestros idiomas y poder llevarlos a aquellos que se susciten fuera de la región.

Finalmente, estas cuestiones como la falta de apertura para la participación juvenil en los debates, la ausencia de capacitación en asuntos relacionados a internet y las barreras lingüísticas son obstáculos que debemos superar. De esta forma podremos empoderar a los jóvenes latinoamericanos para que estos comiencen a crear, de forma independiente, sus propias herramientas en sus respectivos países.

Entonces, ¿dónde están los jóvenes? Estamos aquí y aquí nos quedaremos. Los jóvenes puede que sean el futuro, pero también son parte de presente, por lo que tenemos la necesidad de construir ahora nuestro futuro. Internet es una herramienta abierta que trasciende y potencializa nuestras acciones, por lo que debemos sostener que sea libre y neutral. Este concepto de internet es el que, nosotros los jóvenes latinoamericanos, queremos compartir con el mundo.

* Si llegaste aquí, te invitamos a conocernos y a oír nuestra voz.

Image: IGF 2015, por Janine Moraes, Ministério da Cultura (CC-BY 2.0)